En el proceso de bendición el Señor Jesús me toco el alma, por este encuentro escribí alabanza que al mismo tiempo le fui dando forma musical, las cuales son de mi agrado darlas a quienes tienen el don para alabar y adorar a mi Dios…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *